5 razones para cazar en Burgos

Seguramente ya has recorrido casi toda la geografía de la Península ibérica cazando y disfrutando de los paisajes maravillosos que nos ofrece este país. Ahora nos gustaría darte algunas razones para que sigas con tus descubrimientos y veas nuevos paisajes.

Debido al fuerte éxodo rural del norte de la Península Ibérica, causado por la revolución tecnológica, hay zonas en las que la población pasó de 500 a 12 habitantes. Esto tiene la vertiente negativa de la despoblación, pero beneficia mucho al cazador ya que no hay casi cazadores locales.

Por otro lado, hay varias iniciativas para recuperar la flora y la fauna en la zona de Burgos. Resultaría positivo que la caza se desarrollara más gracias a los cazadores venidos de otras partes de España que vendrían a impulsar esas iniciativas locales.

Además, de estas iniciativas, existen cotos en los que los terrenos sólo se plantan cultivos ecológicos en detrimento de la agricultura extensiva con todos los beneficios que acarrea para la caza.

Del mismo modo, en diversos cotos, no hay días fijos u obligatorios de caza. Así pues, cada socio utilizará en número de salidas cuando le convenga. Con ello se evitan la presión a la caza y la concentración de cazadores.

Por otro lado, en Burgos tendrás la posibilidad de cazar tanto codornices, perdices, liebres, becada, acuática, conejo, torcaz y malviz; además, no podemos olvidarnos del jabalí. Sin duda una amplia gama para poder elegir lo que más te gusta y lo que más te hace disfrutar de la caza.

Así que sólo te toca a ti explorar las abundantes manchas de encinos, robles y pinares que están rodeados de cultivos ecológicos para disfrutar de este deporte tan agradable en esta zona de Castilla y León.