¿En qué consisten recechos de rebecos?

El rebeco es un bóvido de aspecto caprino que tiene su hábitat sobre todo en las cadenas montañosas de Europa y en España concretamente en los Pirineos donde se conoce como sarrio y en la cordillera cantábrica, encontrándose en los Pirineos normalmente los de mayor tamaño.

rebecos

La caza de recechos suele ser la más habitual para apresar a este ejemplar y consiste en la búsqueda del animal seleccionado mediante un acercamiento sigiloso para abatirlo. Debido a que este animal vive en las partes más altas de las montañas es necesario contar con una preparación física adecuada, además de un buen conocimiento del terreno para tener éxito en la cacería. Sin olvidar cierta destreza en el disparo, ya que aunque este tipo de caza no es un ejercicio de puntería en sí, es importante que llegado el momento el cazador sea capaz de disparar a 200 metros de distancia si hubiera que arriesgarse. Si falla, todo el rebaño quedaría alertada y se perdería la oportunidad.

Con respecto al comportamiento del rebeco, debes saber que se trata de una especie cuya actividad se produce principalmente de día. Son animales muy territoriales por lo que suelen moverse siempre por las mismas zonas. No obstante, durante el verano se encuentran en las regiones más altas y en invierno descienden por el frío y la nieve.

Eso sí, en la época del celo pueden llegar a recorrer grandes distancias en busca de las hembras. Esto tiene lugar entre finales de octubre y principios de noviembre y dura alrededor de dos o tres semanas. Sin duda una de las mejores épocas para practicar recechos de rebecos, ya que además de ver con más facilidad a los machos jóvenes, los cazadores pueden llevarse grandes sorpresas pues muchos machos viejos que no estaban controlados salen de las profundidades de los bosques, ampliando así la cantidad de ejemplares entre los que poder elegir.